Detrás de esta imagen….

Septiembre 9, 2014  by itzel  |  Blog

…hay mucha historia.

Era el verano de 1996 cuando hice contacto por primera vez con una familia menonita tradicional, luego de varios intentos fallidos en campos aledaños a Ciudad Cuauhtémoc, Chihuahua.

Mi tía me llevó con una maestra, que a su vez me llevó con la persona precisa: Don Cornelio Banman. Afincados en una casa en uno de los muchos campos menonitas ubicados en ambos lados del corredor comercial a Rubio, él y su hermosa familia me acogieron armoniosamente desde el primer día del contacto con ellos. Recuerdo que entré a su casa con mi cámara Contax, ocho rollos de Tri-x y mucha alegría por lo que vendría. Pasé cuatro días en su casa, me gasté los rollos y me despedí de ese primer gran viaje al mundo menonita. Regresé al DF que era donde radicaba entonces. Revelé en cuanto pude los rollos recién llevados sin plantearle el uso y salida que les daría. Fue en una ida a la Cineteca cuando advertí un cartel que anunciaba el XVI Concurso Nacional de Fotografía Antropológica que organiza la ENAH-INAH. En ese entonces gozaba de cercanía con amigos y colegas que daban clases en la ENAH así que me fue fácil acceder a participar porque además tenía acceso al Laboratorio de fotografía de la escuela y podría eventualmente imprimir algunas imágenes ahí.  Como el tema específico del concurso fue “Identidad Étnica” de inmediato pensé en participar con “mis menonitas” recién “revelados”. En efecto, ese marranito sonriente y otras postales de aquel primer encuentro en los campos fueron acreedores a un Segundo Lugar. Motivo por el cual estructuré formalmente un proyecto más prolongado donde el reto fuera lograr pasar totalmente desapercibida para lograr capturar imágenes naturales y espontáneas. Debían ser fotografías cándidas sin que mis modelos advirtieran ni siquiera los disparos. Presenté mi proyecto a Jóvenes Creadores 1997, y la fortuna perseguía mis intenciones de volver a los campos. Con la beca y la emoción regresé a Chihuahua para entonces iniciar mis andanzas por los campos ya de manera formal para desarrollar mi proyecto planteado. Estuve por más de un año natural que es el tiempo de apoyo del FONCA, y seguía yendo por mi cuenta, además porque luego se configuró al pasar del tiempo una amistad con mis modelos menonitas principales.

Como resultados de este proyecto habría que integrar en el ensayo fotográfico un total de 40 imágenes por lo menos y además dejar la obra bajo resguardo del INAH Chihuahua. La primera exposición se llevó a cabo en el Centro de Arte Contemporáneo de Chihuahua entonces dirigido por el Arq. Arras, donde mi querido Gabriel Figueroa estuvo para acompañarme al final de mi travesía “fonquera”. Mariana Yampolsky no pudo entonces viajar a Chihuahua, ella empezaba a estar delicada de salud.

En cuanto el INAH tomó su función de encargarse del acervo, programó dos exposiciones en el estado de Chihuahua, la primera en el Museo de las Culturas del Norte de Paquimé en Casas Grandes, y la segunda en el entonces Museo ExAduana en Ciudad Juárez. Ambas en el año de 1999. La siguiente exposición fue en mayo de 2002 luego de que yo volviera de Barcelona donde estuve un par de años estudiando un posgrado en fotografía documental. En ese año Tiempos de sol salió por vez primera del estado invitada por mi colega Marco Hernández director del Archivo Histórico de Minería, A.C en Pachuca. De ahí tuvo una itinerancia permanente casi por tres años en la Ciudad de México estupendamente gestionada por Tita Bilbao desde la Representación del Gobierno del Estado de Chihuahua en el Distrito Federal. La obra volvió a su estado natal en estas cuatro cajas de embalaje perfectamente bien estructuradas y fabricadas oportunamente por iniciativa de Tita.

Una nueva exposición se llevó a cabo en Casa Chihuahua en la marzo del 2008. Esa ocasión viajé a mi ciudad desde el Distrito Federal con mis dos pequeñas hijas. A partir de entonces no había vuelto a salir a la luz.

Hoy me siento contenta a 18 años del nacimiento de este ensayo fotográfico de aceptar la amable invitación de Miguel Angel Berumen para inaugurar con este trabajo la Galería de Arte Contemporáneo del Museo Nacional de la Revolución que él dirige en la Ciudad de México.

Así que Tiempos de Sol regresa a México….

La cita es el jueves 25 de septiembre del presente en punto de las 7:00 de la tarde. Espero ver allá a mis amigos, familia, colegas y compañeros que de alguna forma hemos subido y hemos bajado del vagón de esta memoria visual compartida. Pero lo más sorprendente será ver rostros nuevos y jóvenes. ¡Allá nos vemos!

Gracias Totales.

Comments:

Leave a comment