Hoy terminó la Border Art Biennial/Bienal Fronteriza de Arte 2010

marzo 20, 2011  by itzel  |  Blog

El proyecto de crear una Bienal binacional de Arte entre las ciudades fronterizas de Ciudad Juárez y El Paso, hasta donde entiendo, nace de la necesidad urgente de crear vínculos y promover eventos culturales que involucren directamente a los artistas visuales de estas dos zonas geográficas. Me parece que este acercamiento entre las dos comunidades que hacen frontera justo aquí, en el ojo del huracán, es un esfuerzo digno de aplaudirse además de la intención de extender la invitación más allá de los estados de Texas y Chihuahua. El deseo genuino de promover un encuentro de las artes visuales con tales alcances sobre todo geográficos me parece una grata noticia. Se necesita socializar más el arte.

La naturaleza de esta segunda convocatoria además de incluir una invitación dirigida a los artistas visuales residentes en todos los estados localizados en ambos lados de la línea fronteriza, es que a través de la participación de un Jurado compuesto por Rita Gonzalez y por Itala Schmelz se le ha dado forma a esta segunda Bienal Fronteriza de Arte 2010, y en donde la premisa principal es la exhibición de por lo menos dos de las obras de cada artista seleccionado: una para exhibirse en el lado mexicano y la otra en el lado norteamericano. Esta iniciativa de acortar distancias tan amplias geográficamente entre los creadores de arte que precisamente viven tan distintas y complejas realidades es todo un reto. Aplaudo también que con esta Bienal se formalice, digamos así, un proyecto cultural común entre los dos espacios culturales convocantes:  El Paso Museum of Art y el Museo de Arte de Ciudad Juárez también llamado Museo del INBA.

Debo decir también que esta II Bienal Fronteriza de Arte 2010 me parece un proyecto de gran importancia por la situación tan alarmante que se vive en toda la zona fronteriza y en donde los artistas convocados y participantes residen y trabajan actualmente.

Veo con profundo gozo que en esta bienal se ha podido apreciar a través de las obras presentadas, los rasgos y las distintas visiones de una realidad actual, multicultural y de alguna manera compartida por muchos tocando algunos de los temas “críticos” que padecemos en común.

En la obra de arte con el respectivo comentario del artista se puede tomar el pulso general de esta realidad socio-política y cultural que se vive ahora.

En particular quisiera hablar de una de las obras que al menos a mí, me cimbró no solo por su aporte estético que de por sí toda obra de arte debe contener, además del manejo magistral de la técnica. Hablando de mi propia experiencia estética ante esta obra llamada Lotería Fronteriza de Yvianna Hernandez residente en El Paso Texas, debo mencionar el alto grado de recogimiento que la obra provocó en mí, exigió de mí. Al estar frente a esta pieza me sentí en alerta de un ‘mucho más allá’ de lo que vi plasmado ahí. Me guió hacia un más allá de lo que cotidianamente vivimos, padecemos y sentimos en una ciudad como Juárez y a lo que estamos expuestos en esta y últimamente en muchas zonas del país… podemos mencionar algunas tan obvias como el tema de la inseguridad, la violencia y sus consecuencias, la vulnerabilidad humana en la que nos encontramos…. etc….

Yo diría como espectadora de esta Bienal de Arte, que me pareció encontrarme más bien con una Bienal de Arte Documental, por los contenidos, por la influencia en ella de los temas sociales, por el discurso visual para lograr además el alto grado de reflexión a que nos invita la gran mayoría de las obras…. Esta pieza, la menciono por el impacto que ha provocado, al menos en mí. El estar viviendo en medio de la zona del conflicto al que alude con su lotería la autora podría ser un factor determinante para ello. Estos temas los hemos sabido muy de cerca al leer las noticias diariamente en los diarios locales y regionales o al escuchar los noticiarios locales en TV, o al saber los sucesos en boca de algún familiar, conocido o compañero de trabajo.

He de agradecer a esta artista por varios motivos. Solo mencionaré pocos y de manera breve:
* Constaté que el Arte debe tener como meta llegar al público a través de su discurso, digamos estético.
* Que el arte se admira también y sobre todo por la manera en que fue hecho, y aquí viene el comentario del artista, su estilo, el concepto, incluso el simbolismo que significa una lotería para nosotros los mexicanos y trasladarlo a otro plano contextual, la elección del soporte, etc.
* Que también se mide por el grado de impacto que crea en el espectador en el momento en que existe ese “click” entre el contenido de la obra y el sujeto receptor. ¡Oh, Dios! el logro de la recepción de la obra es fantástico. El recogimiento y la reflexión son irremediables cuando existe el “click” del que hablo.
* Y por último, si en el arte (incluyo aquí el arte documental) hay una función de llegar a las masas, prefiero a veces no estar de acuerdo con esa función, para poder elegir la calidad contra la cantidad en la que se arriesga la noticia, el contenido y muchas veces se consigue la dilución o la banalización del mensaje. En cambio en la calidad se gana el hecho de saber el suceso tal y como es pero en palabras del artista, en el comentario del creador de ese mensaje visual y que por alguna razón pareciera conseguirse una mayor credibilidad y una recepción más genuina, más honesta a través del arte que con otros soportes informativos tales como los mass media, entre otros. Y esto, para mí no tiene “vuelta de hoja”. Debemos volver a los museos a retomar la función real que una obra tan sólida como esta tiene la capacidad de darnos, de dotarnos de emociones, de reflexión, de aprendizaje, de asombro. Obras que tienen también la función de mostrarnos el camino hacia la toma de acciones reales, funciones muchas veces ya perdidas y gastadas en el camino revoltoso en que nos orillan los medios masivos de comunicación la mayor parte de las veces.

Comments:

Leave a comment