Blog

Detrás de esta imagen….

Septiembre 9, 2014  by itzel  |  Blog

…hay mucha historia.

Era el verano de 1996 cuando hice contacto por primera vez con una familia menonita tradicional, luego de varios intentos fallidos en campos aledaños a Ciudad Cuauhtémoc, Chihuahua.

Mi tía me llevó con una maestra, que a su vez me llevó con la persona precisa: Don Cornelio Banman. Afincados en una casa en uno de los muchos campos menonitas ubicados en ambos lados del corredor comercial a Rubio, él y su hermosa familia me acogieron armoniosamente desde el primer día del contacto con ellos. Recuerdo que entré a su casa con mi cámara Contax, ocho rollos de Tri-x y mucha alegría por lo que vendría. Pasé cuatro días en su casa, me gasté los rollos y me despedí de ese primer gran viaje al mundo menonita. Regresé al DF que era donde radicaba entonces. Revelé en cuanto pude los rollos recién llevados sin plantearle el uso y salida que les daría. Fue en una ida a la Cineteca cuando advertí un cartel que anunciaba el XVI Concurso Nacional de Fotografía Antropológica que organiza la ENAH-INAH. En ese entonces gozaba de cercanía con amigos y colegas que daban clases en la ENAH así que me fue fácil acceder a participar porque además tenía acceso al Laboratorio de fotografía de la escuela y podría eventualmente imprimir algunas imágenes ahí.  Como el tema específico del concurso fue “Identidad Étnica” de inmediato pensé en participar con “mis menonitas” recién “revelados”. En efecto, ese marranito sonriente y otras postales de aquel primer encuentro en los campos fueron acreedores a un Segundo Lugar. Motivo por el cual estructuré formalmente un proyecto más prolongado donde el reto fuera lograr pasar totalmente desapercibida para lograr capturar imágenes naturales y espontáneas. Debían ser fotografías cándidas sin que mis modelos advirtieran ni siquiera los disparos. Presenté mi proyecto a Jóvenes Creadores 1997, y la fortuna perseguía mis intenciones de volver a los campos. Con la beca y la emoción regresé a Chihuahua para entonces iniciar mis andanzas por los campos ya de manera formal para desarrollar mi proyecto planteado. Estuve por más de un año natural que es el tiempo de apoyo del FONCA, y seguía yendo por mi cuenta, además porque luego se configuró al pasar del tiempo una amistad con mis modelos menonitas principales.

Como resultados de este proyecto habría que integrar en el ensayo fotográfico un total de 40 imágenes por lo menos y además dejar la obra bajo resguardo del INAH Chihuahua. La primera exposición se llevó a cabo en el Centro de Arte Contemporáneo de Chihuahua entonces dirigido por el Arq. Arras, donde mi querido Gabriel Figueroa estuvo para acompañarme al final de mi travesía “fonquera”. Mariana Yampolsky no pudo entonces viajar a Chihuahua, ella empezaba a estar delicada de salud.

En cuanto el INAH tomó su función de encargarse del acervo, programó dos exposiciones en el estado de Chihuahua, la primera en el Museo de las Culturas del Norte de Paquimé en Casas Grandes, y la segunda en el entonces Museo ExAduana en Ciudad Juárez. Ambas en el año de 1999. La siguiente exposición fue en mayo de 2002 luego de que yo volviera de Barcelona donde estuve un par de años estudiando un posgrado en fotografía documental. En ese año Tiempos de sol salió por vez primera del estado invitada por mi colega Marco Hernández director del Archivo Histórico de Minería, A.C en Pachuca. De ahí tuvo una itinerancia permanente casi por tres años en la Ciudad de México estupendamente gestionada por Tita Bilbao desde la Representación del Gobierno del Estado de Chihuahua en el Distrito Federal. La obra volvió a su estado natal en estas cuatro cajas de embalaje perfectamente bien estructuradas y fabricadas oportunamente por iniciativa de Tita.

Una nueva exposición se llevó a cabo en Casa Chihuahua en la marzo del 2008. Esa ocasión viajé a mi ciudad desde el Distrito Federal con mis dos pequeñas hijas. A partir de entonces no había vuelto a salir a la luz.

Hoy me siento contenta a 18 años del nacimiento de este ensayo fotográfico de aceptar la amable invitación de Miguel Angel Berumen para inaugurar con este trabajo la Galería de Arte Contemporáneo del Museo Nacional de la Revolución que él dirige en la Ciudad de México.

Así que Tiempos de Sol regresa a México….

La cita es el jueves 25 de septiembre del presente en punto de las 7:00 de la tarde. Espero ver allá a mis amigos, familia, colegas y compañeros que de alguna forma hemos subido y hemos bajado del vagón de esta memoria visual compartida. Pero lo más sorprendente será ver rostros nuevos y jóvenes. ¡Allá nos vemos!

Gracias Totales.

Narciso Contreras, fotógrafo de prensa

Octubre 17, 2013  by itzel  |  Blog

© Gerardo Castillo

Hace unos meses asistí al taller “La Mirada Insumisa” impartido por el fotoperiodista Julián Cardona en el Museo de Arte de Ciudad Juárez, en el cual estuvimos trabajando el análisis de dos ensayos del número 118 titulado La batalla en Siria de la Revista Cuartoscuro. Estos ensayos sobre el conflicto aportaban ‘a la vista de todos’ dos miradas que interpretaban un mismo suceso: Los fotógrafos mexicanos Javier Manzano y Narciso Contreras. Ellos nos ofrecieron desde su talante particular  (en un momento determinado de la historia del conflicto) una visión de su realidad inmediata en texto e imágenes. Muy interesantes aportes.

Algunos días después a esta revisión en dicho taller, mi maestro y yo, quienes estuvimos pendientes del conflicto y sus formas de documentarlo por la prensa oficial y las agencias alternativas para encontrar “miradas insumisas“, recibimos la noticia de que The Pulitzer Prizes otorgó al equipo de AP el Premio 2013 en la categoría de Breaking News Phoography. En el equipo galardonado se encuentran Rodrigo Abd, Manu Brabo, Khalil Hamra, Muhammed Muheisen y Narciso Contreras de México. Momento preciso para seguir analizando el trabajo de quien para mí era importante visualizar: el fotógrafo Mexicano ganador de un Pulitzer, Narciso Contreras a propósito de mi trabajo de investigación que tiene por tema central la obra documental desde el arte contemporáneo. He aquí la primera parte de una entrevista por escrito que realicé en el mes de mayo al fotógrafo mexicano Narciso Contreras:

ITZEL AGUILERA: Cuéntanos sobre tu primer acercamiento a la fotografía.

NARCISO CONTRERAS: Caí en la fotografía por mi interés en la filosofía, cuando tuve la necesidad de encontrar un vínculo desde la filosofía hacia el mundo que vivo, la fotografía se convirtió en un medio en mi vida para comunicar mi experiencia del mundo, y los eventos que me interesa comprender y relatar. Cuando entendí que la fotografía, como medio, sirve para crear una memoria del mundo y sus eventos, la asumí para dejar un testimonio de lo que veo y de lo que soy testigo. Pero no me interesa la fotografía por la fotografía misma, es un medio adecuado para mí en este momento, pero podría ser otro más adelante, ahora hago foto, pero mi interés no se limita al medio, si no a los contenidos, a la investigación que me ocupa constantemente. Hago fotografía porque es el medio que encontré para relacionarme con el mundo en un momento concreto. Cada ocupación tiene el propósito de establecer una relación entre tú y el mundo; ésta es la mía por ahora.

IA: En concreto ¿cómo nace en tí dedicarte a la fotografía de prensa, y específicamente Fotografía de guerra?…  ¿Por qué este tema?

NC: Nunca me propuse la fotografía de prensa o de guerra como una meta en sí misma. La fotografía me permite tocar el mundo de una manera muy personal, de descubrirlo, de hacer una lectura de cosas que estoy interesado en relatar. La guerra en sí misma no es un factor decisivo para mí, pero sí la forma en la que la guerra forma parte de la realidad humana, entre muchos otros elementos. Entonces mi interés es retratar la realidad humana envuelta en diversas circunstancias, entre ellas, se encuentra la guerra, como un escenario definitorio del sentido de la vida humana. La fotografía de prensa ha sido mas bien un camino obligado desde donde se hace una lectura temporal de la narrativa visual o escrita, forjada mas bien a capricho, pero ahí se inserta la necesidad de completar el hecho fotográfico, cuando la foto es contemplada. Mas allá de la noticia o el hecho noticioso, lo que me interesa es el relato que permanece.

IA: ¿Cómo ha sido tu experiencia como freelance? Cuéntanos sobre tu trayectoria, los procesos desde el inicio hasta ahora.

NC: Trabajar de manera independiente tiene ventajas y desventajas. Una de las ventajas más favorables es la posibilidad de ser consciente del trabajo que realizas, del tiempo que inviertes en analizar el avance de tu trabajo y tu investigación, que no está sujeta a los tiempos de la industria, que generalmente te obliga a crear imágenes a ultranza para cubrir la necesidad del flujo de la información diaria. Trabajar de manera independiente te obliga además a investigar tus temas, e involucrarte de manera más íntima con ellos.

Por otro lado, se puede hablar de trayectoria después de muchos años. En mi caso, duramente cubro tres años de trabajo profesionalmente en este campo. Inicié en 2007/2008 haciendo reportajes que publiqué en un par de diarios en México, trabajando como stringer. Paré por un periodo de año y medio cuando fui a vivir a un monasterio en India. Me mantuve haciendo foto, pero mi principal actividad giraba en torno a mis estudios de filosofía. Al término de ese periodo, en 2010, volví a la fotografía. Viajé a la frontera de Tailandia con Birmania a cubrir el conflicto étnico dentro de Birmania y a lo largo de la frontera, hice varias incursiones en Birmania y cubrí el conflicto en Karen y Kachín State. Viajé de regreso a India en algún momento y fui a Cachemira (Kashmir) a cubrir un par de temas relacionados con el conflicto separatista de la región. Entonces en 2012 fui a Oslo, Noruega a cubrir el discurso oficial de la entrega del Premio Nobel Aung San Su Kyi, en su primer viaje después de 20 años de arresto domiciliario en su país. En 2012 también se dieron las condiciones para ir a Siria. Desde entonces hasta hoy, estoy entrando al país árabe para registrar la brutal guerra que se vive ahí.

IA: ¿Para cuál agencia trabajas actualmente y para cuál o cuáles has trabajado? ¿Y por qué periodos de tiempo?

NC: Soy stringer para la agencia AP y mi trabajo está representado también por la agencia PolarisImages. Con ambas mantengo una relación de trabajo hasta hoy. Con AP se estableció la relación en Octubre de 2012, cuando me encontraba en Siria. En Febrero de ese mismo año comencé a trabajar con PolarisImages cuando fui a Kachin State, en Birmania, a cubrir la guerra étnica. Anteriormente había establecido una relación de trabajo, con la agencia angelina ZUMA Press, en Junio de 2011, pero duró poco tiempo.

IA: ¿Qué conflictos has documentado y cuáles han sido los resultados en cuanto a publicaciones?

NC: La guerra étnica en Birmania. Ese trabajo fue publicado en TIME y en medios regionales en Asia. El conflicto separatista en Kashmir que corrió con menos suerte. La guerra civil en Siria, que ha sido publicado extensamente alrededor del mundo, en publicaciones como TIME, New York Times, International Herald Tribune, Washington Post, Newsweek, Foreign Policy, Der Spiegel, The Guardian, L’Espresso, etc.

IA: ¿Cómo ha sido tu relación con las agencias en general?

NC: Muy intensa, de mucho aprendizaje.

IA: Es importante saber sobre el asunto de los derechos de tus fotos. Si son tuyas, ¿cómo las puedes usar tú y cómo las usa la agencia para la que trabajas? Dime sobre la relación laboral que llevas con tus contratantes: tú como fotógrafo y ellos como tu “jefe”. Es decir, el poder, ¿de quién es?

NC: Básicamente, mantengo los derechos de autor y de distribución sobre las imágenes que distribuye PolarisImages, ellos fundamentalmente tienen los derechos de distribución y comercialización por tres años. Es diferente con la agencia AP, ya que la agencia se queda con los derechos de autor y de distribución por el resto de la existencia sobre las imágenes que les entrego.

IA: En lo personal, ¿Cómo ves el asunto de la información sobre lo que pasa en el mundo?

NC: El flujo de información está sujeto a las agendas de los dueños de los medios, que están vinculados al mismo tiempo y muy estrechamente con las agendas de los grupos de poder. La información no atiende en ningún momento a la necesidad de la verdad, desde el principio, porque la verdad no es un asunto que le corresponde a los medios, no forma parte de su naturaleza y propósito. La verdad es un tema que corresponde a la investigación seria, de fondo, los medios venden la explicación de lo que las agendas marcan como tendencias para explicar parcialmente la naturaleza de los eventos y la veracidad de éstos. La información sirve para legitimar las agendas de los grupos de poder, no existe la pretendida “objetividad”, de principio, porque un evento no se explica sustrayéndolo de su contenido y de su contexto, por lo tanto lo que existe es una interpretación del evento y su difusión masiva.

IA: ¿Cuál es el medio que tú lees, el que consumes para saber las noticias de actualidad? Y además, supongo que consultas el medio en el que encuentras lo más afín a la realidad posible.

NC: Constantemente reviso distintos medios, desde los más famosos que marcan las tendencias hasta los medios que analizan lo que éstos omiten o excluyen. Las noticias marcan las tendencias, dicen lo que nos debe preocupar o en lo que debemos cifrar nuestra percepción de la realidad, pero es necesario ir detrás de la noticia, estudiar los fenómenos, los eventos. Generalmente no asumo la noticia como un referente, no la creo y busco el análisis del fenómeno. Hay gente haciendo investigación sobre los diferentes fenómenos de la actualidad. Lo que me interesa es tener elementos de análisis para poder situar el lugar de un evento. Hay hasta el momento dos medios que consulto constantemente, tengo la impresión de que son más completos en sus contenidos, uno es el canal RT.com, otro es globalresearch.org

IA: ¿Encuentras congruencia entre lo que se publica en los medios en general y lo que sucede en la realidad? … Al menos amplíanos tu percepción acerca de la realidad que cubres. Lo que tú ves por la posición en la que te encuentras en este momento.

NC: Creo que lo he ido explicando en las preguntas anteriores. No, no encuentro congruencia entre la realidad y la noticia. Las noticias son tendencias de la percepción de la realidad. Incluso, resulta increíble cómo un periodista, un fotoperiodista, busca confirmar su propia percepción de lo que asume como realidad y que ha asumido como realidad a través de lo que los medios cuentan, leyendo los encabezados, y además reafirmando, convencidos de lo que dicen, que esa es la verdad que debemos aceptar.

IA: Para tí, funcionan eficazmente los medios en los que se suscribe actualmente el fotoperiodismo?

NC: Siguiendo su propia dinámica, puedo decir que es eficaz la manera en la que funcionan. Otra cosa es decir que yo la avalo o que es la ideal.

IA: En el caso de las publicaciones. He visto el par de ensayos que se publicaron, el tuyo y el de Javier Manzano en el No. 118 del mes de marzo del presente año en la Revista Cuartoscuro. ¿Qué opinas sobre la edición de su trabajo respectivamente? .. En el caso de tu ensayo, ¿refleja lo que tú quisiste decir con la imagen y el texto?

NC: Fue interesante trabajar con Cuartoscuro. Los editores nos dieron la libertad de contar esta historia. Nos dieron la libertad de escribir, de reflejar nuestra experiencia, de la edición de las imágenes. Fue un poco lo mismo que sucedió con la edición que trabajé con TIME y con The Guardian respecto a mi trabajo en Siria. Creo que estoy conforme con el resultado de Cuartoscuro, es lo que en ese momento podía explicar sobre esa historia de Siria, hoy he reflexionado más, tengo más palabras. Hoy la historia tendría más capítulos.

IA: Con respecto a tu libertad de acción, a tu libre selección de material para ser publicada. Tu mirada es la tuya, obviamente, sin embargo, en algún momento ¿has dejado que se te dirija tu visión para servir a intereses específicos de la Agencia que te contrata o de algún otro personaje dominante?

NC: Bueno, esa es la realidad de la industria y de la agenda de los medios y de la agenda política. Nosotros de una manera o de otra, servimos y alimentamos a la industria. Es por esto que mencionaba que la propia dinámica de los medios es eficaz. Otra cosa es decir que yo la avalo o que es la ideal.

IA: ¿Qué encuentras de relación entre la coyuntura sobre el conflicto en Siria y el Premio Pulitzer el que acaban de recibir como equipo. Cuéntanos, ¿cómo has vivido esta experiencia, desde tu posición de fotoperiodista. Y además desde tu perspectiva como mexicano ante un premio estadounidense.

NC: Es interesante como inicias la pregunta. La coyuntura del conflicto en Siria es el resultado de la tendencia de opinión de la agenda de los medios y de la agenda política. Es decir, es un tema de marketing de la industria. Los premios corresponden a esa industria. La foto a doble página es la que gana el premio. Lo que yo hago es documentar y creo que los premios son un termómetro de la industria, pero lo que me preocupa más allá de los premios es la fidelidad y la permanencia de la fotografía, su compromiso de relatar los eventos del mundo, el estrecho vínculo entre el elemento humano, objeto de la foto y su presencia en la conciencia del que mira, por eso creo que la industria es fundamental para contar estas historias, pero no es un límite. Los premios señalan los límites. A mí, personalmente me gusta creer que la fotografía y sus autores tienen una meta más allá de esos límites, que están ligados con la responsabilidad de relatar el mundo para que los eventos que nos ocupan no caigan en el olvido.

Ahora, personalmente no soy nacionalista, no creo en los nacionalismos y sí en que la división política en países del mundo es un engaño completo. No tengo sentimientos nacionalistas, pero creo que culturalmente México es un lugar muy interesante, yo crecí en esa cultura. ¿Como mexicano? Creo que ganar un Pulitzer te pone en el ojo del huracán, y esa es una posición peligrosa como fotógrafo.

IA: ¿Cuál es tu opinión acerca de los Premios a los fotoperiodistas? ¿qué alcances personales, de proyección o de otras índoles vislumbras al respecto de ser galardonado con un premio?

NC: Creo que la respuesta está contenida en la pregunta anterior. Pero puedo agregar que los premios te posicionan mejor dentro de la industria, o al menos esa es la idea, de modo que te permiten tener más presencia, pero creo que tampoco garantizan nada.

IA: Cuéntanos sobre tu relación con los demás colegas fotógrafos.. ¿hay amistad? ¿hay camaradería?

NC: Siempre la hay. Eso hace más soportable el oficio. Hay momentos en que las situaciones te afectan mucho, te provocan un shock, y solo hasta que los colegas te ayudan, entonces te das cuenta de la manera en la que la situación te está afectando. Los colegas y los amigos siempre están ahí para darte coraje, para enfrentar situaciones. Además es un campo de mucho aprendizaje continuo. Los colegas siempre son un referente de lo que uno debe hacer y de lo que no. Pero creo que no es lo mismo en otros ámbitos de la fotografía que siempre ha estado plagada de envidia y competencia, aunque esas son características que definen el espectro de la industria.

IA: Ahora mismo estamos saturados de imágenes de la guerra… ¿has pensado en alguna alternativa persuasiva distinta a la habitual para llegar a la gente e informar de otra manera que resulte más eficaz y que se genere reflexión? ¿cuál es tu opinión al respecto?

NC: El tema de la guerra es un tema sobresaturado desde la industria. Tiene un propósito. Las imágenes híper-dramáticas de la guerra o del sufrimiento cumplen un propósito. Personalmente es un desafío para mí descifrar los diversos aspectos que están involucrados en un conflicto, la alegría, la tristeza, las creencias de fondo que son el escenario en que toma lugar un conflicto, no solo el hecho mismo de la guerra y del sufrimiento. Pero al mismo tiempo es muy arriesgado, por el hecho de que la industria es un elemento eficaz de propaganda, y es usado para difundir una agenda específica. Cubrir otros temas pone en riesgo tu vida, más allá del hecho de estar ya en riesgo por entrar en una zona donde la gente se está matando indiscriminadamente. Hay que ser muy cuidadoso al tratar de explicar la complejidad de un conflicto, pero generalmente en un conflicto se espera que tomes una posición, que asumas un bando, o los buenos o los malos, y eso está cifrado por la agenda mediática y política. En mi caso para poder explicar la complejidad de un conflicto, primero debo comprenderlo, estudiarlo, después acercarme cuidadosamente y tratar de sustraer elementos de análisis, no elementos de propaganda, luego tal vez explicar un poco lo que sucede ahí.

IA: Respecto a tus “influencias fotográficas”, con qué fotógrafo crees tú tener similitud, quiénes han sido tus referencias, o que sientas que haya influido en tu visión, un maestro, o maestros en esta ardua carrera como fotoperiodista. ¿A quién admiras? Y ¿Por qué?

NC: No tengo idea si como fotógrafo me parezco a algún otro fotógrafo o no. Pero creo que la lista de los que han influido en mí como fotógrafo es muy extensa, cada fotógrafo aporta una visión íntima, propia de su experiencia del mundo, lo que hace fantástica la experiencia de quien mira la foto final. Lo interesante de la fotografía es el modo en el que se revela una comprensión del mundo. La fotografía está ligada a lo que comprendemos del mundo, y podemos ser conscientes de ello o no. Desde mi vida como espectador y luego como estudiante de fotografía he sufrido más de una Epifanía, pero me apego a los nombres que se han quedado desde el inicio, como Sebastiao Salgado, Don Macullin, James Natchway, Ragu Rai, Ansel Adams, Emilio Morenatti, Gabriela Iturbide, pero creo que entre todos y particularmente por la forma en la que explicó el hecho fotográfico en un famoso y pequeño ensayo, Henri Cartier-Bresson.

IA: Sobre tu experiencia como fotoreportero mexicano ante el ambiente internacional de trabajo que vives. Cuéntanos en lo cotidiano.

NC: En lo cotidiano, el problema común es el lenguaje. Es muy complicado estar en lugares diversos y que no pueda comunicarme en la lengua local. Eso limita las posibilidades de acercamiento y de flujo dentro del ambiente.

IA: Dime ¿cuál es tu opinión sobre la controversia del caso de la fotografía de Kevin Carter del niño famélico y el buitre con la que ganó el Pulitzer en 1994?

Creo que hay muchos temas tabú en la fotografía, en el fotoperiodismo y en la industria de los medios, del mismo modo en que hay muchos temas sensibles. Pero también hay muchos mitos en todos estos escenarios. Uno de los principales mitos de la fotografía y del periodismo es donde se centra esta controversia. Ni la fotografía, ni el fotoperiodismo, ni el periodismo salva a nadie, no es parte de su quehacer ni de su naturaleza cambiar el mundo o salvar al mundo. El mito del fotógrafo o del reportero que va a un lugar de dolor a descubrir la verdad y salvar a la víctima es una caricatura dibujada por la industria. Definitivamente cuando estás en posibilidad de ayudar, simplemente ayudas, ese es un gesto de todo ser viviente, pero no es competencia de los medios el tema de la verdad, como no es competencia de los fotoperiodistas ni de los periodistas salvar al mundo del sufrimiento, por la naturaleza restringida e intrínseca de ambos oficios.

IA: ¿Qué te conmueve?

NC: Los gestos mas íntimos de amor y de dolor.

IA: ¿Eres feliz?

Sé como ser feliz, pero mis pasos aún no están ansiosos por alcanzar esa felicidad.

IA: Muchas gracias por tu tiempo y dedicación a esta entrevista.

©Itzel Aguilera, Ciudad Juárez, México, principios de mayo de 2013.

Fotografía © Gerardo Castillo

Hoy terminó la Border Art Biennial/Bienal Fronteriza de Arte 2010

Marzo 20, 2011  by itzel  |  Blog

El proyecto de crear una Bienal binacional de Arte entre las ciudades fronterizas de Ciudad Juárez y El Paso, hasta donde entiendo, nace de la necesidad urgente de crear vínculos y promover eventos culturales que involucren directamente a los artistas visuales de estas dos zonas geográficas. Me parece que este acercamiento entre las dos comunidades que hacen frontera justo aquí, en el ojo del huracán, es un esfuerzo digno de aplaudirse además de la intención de extender la invitación más allá de los estados de Texas y Chihuahua. El deseo genuino de promover un encuentro de las artes visuales con tales alcances sobre todo geográficos me parece una grata noticia. Se necesita socializar más el arte.

La naturaleza de esta segunda convocatoria además de incluir una invitación dirigida a los artistas visuales residentes en todos los estados localizados en ambos lados de la línea fronteriza, es que a través de la participación de un Jurado compuesto por Rita Gonzalez y por Itala Schmelz se le ha dado forma a esta segunda Bienal Fronteriza de Arte 2010, y en donde la premisa principal es la exhibición de por lo menos dos de las obras de cada artista seleccionado: una para exhibirse en el lado mexicano y la otra en el lado norteamericano. Esta iniciativa de acortar distancias tan amplias geográficamente entre los creadores de arte que precisamente viven tan distintas y complejas realidades es todo un reto. Aplaudo también que con esta Bienal se formalice, digamos así, un proyecto cultural común entre los dos espacios culturales convocantes:  El Paso Museum of Art y el Museo de Arte de Ciudad Juárez también llamado Museo del INBA.

Debo decir también que esta II Bienal Fronteriza de Arte 2010 me parece un proyecto de gran importancia por la situación tan alarmante que se vive en toda la zona fronteriza y en donde los artistas convocados y participantes residen y trabajan actualmente.

Veo con profundo gozo que en esta bienal se ha podido apreciar a través de las obras presentadas, los rasgos y las distintas visiones de una realidad actual, multicultural y de alguna manera compartida por muchos tocando algunos de los temas “críticos” que padecemos en común.

En la obra de arte con el respectivo comentario del artista se puede tomar el pulso general de esta realidad socio-política y cultural que se vive ahora.

En particular quisiera hablar de una de las obras que al menos a mí, me cimbró no solo por su aporte estético que de por sí toda obra de arte debe contener, además del manejo magistral de la técnica. Hablando de mi propia experiencia estética ante esta obra llamada Lotería Fronteriza de Yvianna Hernandez residente en El Paso Texas, debo mencionar el alto grado de recogimiento que la obra provocó en mí, exigió de mí. Al estar frente a esta pieza me sentí en alerta de un ‘mucho más allá’ de lo que vi plasmado ahí. Me guió hacia un más allá de lo que cotidianamente vivimos, padecemos y sentimos en una ciudad como Juárez y a lo que estamos expuestos en esta y últimamente en muchas zonas del país… podemos mencionar algunas tan obvias como el tema de la inseguridad, la violencia y sus consecuencias, la vulnerabilidad humana en la que nos encontramos…. etc….

Yo diría como espectadora de esta Bienal de Arte, que me pareció encontrarme más bien con una Bienal de Arte Documental, por los contenidos, por la influencia en ella de los temas sociales, por el discurso visual para lograr además el alto grado de reflexión a que nos invita la gran mayoría de las obras…. Esta pieza, la menciono por el impacto que ha provocado, al menos en mí. El estar viviendo en medio de la zona del conflicto al que alude con su lotería la autora podría ser un factor determinante para ello. Estos temas los hemos sabido muy de cerca al leer las noticias diariamente en los diarios locales y regionales o al escuchar los noticiarios locales en TV, o al saber los sucesos en boca de algún familiar, conocido o compañero de trabajo.

He de agradecer a esta artista por varios motivos. Solo mencionaré pocos y de manera breve:
* Constaté que el Arte debe tener como meta llegar al público a través de su discurso, digamos estético.
* Que el arte se admira también y sobre todo por la manera en que fue hecho, y aquí viene el comentario del artista, su estilo, el concepto, incluso el simbolismo que significa una lotería para nosotros los mexicanos y trasladarlo a otro plano contextual, la elección del soporte, etc.
* Que también se mide por el grado de impacto que crea en el espectador en el momento en que existe ese “click” entre el contenido de la obra y el sujeto receptor. ¡Oh, Dios! el logro de la recepción de la obra es fantástico. El recogimiento y la reflexión son irremediables cuando existe el “click” del que hablo.
* Y por último, si en el arte (incluyo aquí el arte documental) hay una función de llegar a las masas, prefiero a veces no estar de acuerdo con esa función, para poder elegir la calidad contra la cantidad en la que se arriesga la noticia, el contenido y muchas veces se consigue la dilución o la banalización del mensaje. En cambio en la calidad se gana el hecho de saber el suceso tal y como es pero en palabras del artista, en el comentario del creador de ese mensaje visual y que por alguna razón pareciera conseguirse una mayor credibilidad y una recepción más genuina, más honesta a través del arte que con otros soportes informativos tales como los mass media, entre otros. Y esto, para mí no tiene “vuelta de hoja”. Debemos volver a los museos a retomar la función real que una obra tan sólida como esta tiene la capacidad de darnos, de dotarnos de emociones, de reflexión, de aprendizaje, de asombro. Obras que tienen también la función de mostrarnos el camino hacia la toma de acciones reales, funciones muchas veces ya perdidas y gastadas en el camino revoltoso en que nos orillan los medios masivos de comunicación la mayor parte de las veces.

Border Art Biennial / Bienal Fronteriza de Arte 2010

Febrero 12, 2011  by itzel  |  Blog

en el Centro Cultural Paso del Norte, Cd. Juárez

El pasado 10 de febrero se llevó a cabo la Apertura de la segunda parte de la Bienal, correspondiente a la exposición en el Museo de Arte de Ciudad Juárez, y que por motivos de remodelación del edificio el recinto que acogió la obra de los 43 participantes ha sido el de la Galería del Centro Cultural Paso del Norte, en Ciudad Juárez, Chihuahua.

La apertura se llevó acabo en punto de las 6 de la tarde con aproximadamente 200 asistentes, que en su mayoría fueron rostros jóvenes quienes se mostraron curiosos y entusiastas espectadores ante las obras propositivas de esta bienal.

Sigue la Bienal Fronteriza de Arte 2010

Enero 24, 2011  by itzel  |  Blog

En el Museo de Arte de El Paso, El Paso Museum of Art, se encuentra en exhibición la Segunda Edición de la Border Art Biennal / Bienal Fronteriza de Arte 2010, misma que concluye el 13 de febrero del presente.

La segunda exposición que le da el carácter de Binacional a la Bienal se va a presentar en la Galería del Centro Cultural Paso del Norte, el jueves 10 de febrero de 2o11 a las 6 de la tarde, Ciudad Juárez, Chihuahua. Habrá vino de honor. La exposición permanecerá hasta el 20 de marzo del presente. Aunque la exposición puede verse a partir de este sábado 5 de febrero, el coctel de inauguración será en la fecha mencionada.

Border Art Biennial – Bienal Fronteriza de Arte 2010 es la Segunda Exposición Binacional con Jurado para examinar y poner de relieve los distintos planos y frecuencias del arte actual de artistas de los estados de la frontera de México con Estados Unidos. Artista de los estados de Arizona, Baja California Norte, Baja California Sur, California, Chihuahua, Coahuila, Nuevo México, Nuevo León, Sonora, Tamaulipas y Texas se animaron a participar, de los cuales 43 artistas fueron seleccionados. Todas las obras incluidas aparecen en el catálogo de la exposición de la Bienal Fronteriza de Arte 2010.

Los miembros del Jurado 2010 han sido Rita González, Curadora Asistente en el Departamento de Arte Contemporáneo de Los Ángeles Museo de Arte del Condado, e Itala Schmelz, directora del Museo de Arte Carrillo Gil de la Ciudad de México.

Artistas que participan en la exhibición:

Itzel Aguilera, Ciudad Juarez, Chihuahua, Mexico
Julie Anand and Damon Sauer, Phoenix, Arizona
Tania Petite, Chihuahua, Chihuahua, Mexico
Jesus Barraza, San Leandro, California
Camp Bosworth, Marfa, Texas
Maureen Burdock, Santa Fe, New Mexico
Camilo Cruz, Los Angeles, California
Alejandro Cartagena, Monterrey, Nuevo Leon, Mexico
Vic De La Rosa, San Francisco, California
Sergio De La Torre, San Francisco, California
Leticia Diaz Moreno, Ciudad Juarez, Chihuahua, Mexico
Justin Gainan, Oakland, California
Matt Gainer, Toluca Lake, California
Joseph Gerges, La Mirada, California
Ed Gomez, Long Beach, California
Erendira Gonzalez, Tijuana, Baja California Norte, Mexico
Alexandra Grant, Los Angeles, California
Luis Hernandez, Los Angeles, California
Yvianna Hernandez, El Paso, Texas
Farah Karapetian, Los Angeles, California
Julia Landois, San Antonio, Texas
Anthony Lazorko, Mesilla, New Mexico
Nery Gabriel Lemus, Pasadena, California
Paho Mann, Dallas, Texas
Mayra Martell, Chihuahua, Chihuahua, Mexico
Shane Mecklenburger, Dallas, Texas
Hector Mendoza, Oakland, California
Dominic Miller, Phoenix, Arizona
Jeffrey Miranda, Allen, Texas
Noe Montes, Los Angeles, California
Oscar Moya, El Paso, Texas
Michelle Murillo, Dallas, Texas
Brenda Perry, El Paso, Texas
Gregory Phillipy, Las Cruces, New Mexico
Kerianne Quick, Pasadena, California
Tim Roberts, Fort Davis, Texas
Humberto Saenz, Spring, Texas
Rocio Saenz, Chihuahua, Chihuahua, Mexico
Marian Salinas, McAllen, Texas
Shawn Skabelund, Flagstaff, Arizona
David Taylor, Las Cruces, New Mexico
Rogelio Valenzuela Colomo, Ciudad Juarez, Chihuahua, Mexico
Cathy Wysocki, Corrales, New Mexico

Entrar a El  Paso Museum of Art  Current Exhibitions